Fidelización de Clientes…¿Cómo hacerlo?

Post---221015---Fidelización-de-Clientes…¿Cómo-hacerlo--(imagen)-
Comparte este artículo con tus contactos de las redes sociales
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Hoy quiero hablarte sobre algo que considero muy importante en cualquier negocio o empresa: la fidelización de clientes.

Cuando hablo de fidelización me refiero a la fidelidad que presenta un cliente frente a la compra o consumo de un producto o servicio concreto de una forma continuada. Es decir: ¿cuánto tiempo y cuánto dinero invierte ese cliente en mi negocio o servicio?

Según Wikipedia: “la fidelización se basa en convertir cada venta en el principio de la siguiente y trata de conseguir una relación estable y duradera con los usuarios o clientes”.

La fidelización es una estrategia que se produce para aumentar la satisfacción de los clientes aún cuando están satisfechos con tu servicio. En este caso, si tu fidelizas a tu cliente no tendrás por qué retenerlo.

Algunos lo llaman “mantener clientes”. Pero A mí, personalmente, no me gusta ese concepto,  porque creo que a los clientes no se les mantiene si no que se les cuida, se les mima y se les atiende.

Si te preocupas siempre más de lo que ellos reciben, de la transformación que obtienen con tu servicio o producto, de los RESULTADOS que pueden obtener (por supuesto si hacen lo que tienen que hacer), que del dinero que te supone que sean tus clientes, su fidelización es algo que viene natural.

Estarán encantados de contratarte o comprar tus servicios o productos una y mil veces. Porque estarán encantados contigo. Se convertirán no sólo en clientes, o clientes recurrentes (fidelizados), sino un paso más allá: lo que llamo Fans Verdaderos (clientes que te compran y que además te recomiendan a otras personas)

Nos pasa a cada rato con nuestros clientes PREMIUM, del programa Circulo 10x.

Pero eso es otro tema… que me lio

Volviendo y Recapitulando, teniendo en cuenta que para mi la satisfacción de un cliente es una de cosas más importantes de las que preocuparse, creo que un buen programa de fidelización puede ser una herramienta clave para aumentar nuestras ventas e ingresos.

Además, fidelizar a un cliente es mucho más sencillo que encontrar uno nuevo y, aunque no sea tarea fácil, se me ocurren varios consejos que podrían ayudarte. ¡Ahí van!

 

  1. Cuida la comunicación y actúa con psicología

Establecer una relación de cercanía, apego, una conexión fuerte con tu cliente y apostar por la variable emocional puede hacer que seas mucho más competitivo.

Diseña una estrategia que los haga felices y piensa en ellos; establece canales de comunicación continuados y frecuentes; interactúa, deja que te den su opinión y escúchalos, sobretodo sus necesidades.

En este sentido, creo que es importante establecer un sistema de atención al cliente que proporcione un servicio profesional.

Se trata de acompañar a tu cliente en los procesos, de aportarles confianza, de que se sientan atendidos y especiales y de que sepan que estás ahí en todo momento para lo que pueda surgir. 

 

  1. El valor añadido y los elementos sorpresa

Captar la atención de nuevos clientes es algo que todo empresario busca, pero también es importante sorprender a los que ya lo eran.

Es una forma de reactivarlos con frecuencia y de aportarles un valor añadido: ofrecerles cosas únicas y exclusivas por el hecho de ser clientes.

Hay mil maneras de sorprenderlos y de conseguir que aumente su nivel de satisfacción como, por ejemplo, hacerles algún regalo exclusivo, descuentos especiales, invitaciones, anticiparles de manera exclusiva algo por adelantado que luego se va a publicar, material único, upgrades gratuitos, ofertas, packs de compra, ampliarles servicios como bonificación, etc.

 

  1. Estrategia de Contenidos

Una buena estrategia de contenidos que se caracterice por ser de calidad, por su variedad, por su frecuencia y por su personalización puede ser una grandísima herramienta de fidelización.

Gracias a tus contenidos exclusivos para clientes puedes ayudarlos y guiarlos, como, por ejemplo, con tutoriales o guías especiales. Además, están aquelos contenidos que puedes usar con tus clientes de modo que les sean de ayuda y que estén enfocados a impulsar ventas.

Dentro de una buena estrategia de contenidos, el Email Marketing es uno de los protagonistas porque te permite estar en contacto con los clientes que ya te han comprado y que quieren o pueden volver a comprar.

A través de tus mailings puedes ofrecerles todas esas promociones o cosas exclusivas de las que hablaba antes

 

  1. No te olvides de la segmentación

A la hora de fidelizar a un cliente debes tener muy claro si es buen cliente o no. Es decir, si un cliente no paga o es moroso, o no es cordial, o te da problemas o no se corresponde con lo que en su día definiste como tu cliente ideal…¡ese cliente no debe ser fidelizado!

No tiene sentido emprender una estrategia de fidelización porque ese cliente no te interesa.

Descarta a los malos clientes y céntrate en cuidar y mimar a los buenos.

También debes tener en cuenta lo que te compró ese cliente. Cuanto ha invertido en sí mismo o en su negocio a través de ti hasta ahora ( y sí, lo digo así porque lo creo)

No es lo mismo fidelizar un cliente que hasta ahora ha invertido 30€ en ti (comprando por ejemplo tu “producto de entrada”, para “probarte”) , que a  uno que ha comenzado invirtiendo 1000€, con la confianza que eso supone.

Cada tipo de cliente requiere una estrategia de fidelización diferente.

 

  1. El buen trabajo

Nada de lo que vengo hablando tendría sentido si por nuestra parte no existe un trabajo bien hecho. Es el pez que se muerde la cola: ningún cliente estará satisfecho si no hacemos un buen trabajo o no le ofrecemos una calidad en el servicio.

Dentro de esa labor de fidelización, es importante que no bajemos la guardia y sigamos poniendo nuestra energía en hacer las cosas lo mejor que podamos.

Si ponemos empeño en todos los puntos anteriores y buscamos una constante mejora en nuestros productos o servicios, el nivel de satisfacción del cliente aumentará y, por tanto, su grado de fidelidad aumentará también.

 

  1. Échale ingenio

Como último consejo y, para mi, de los más difíciles, es el de aportar todo el ingenio posible a todo nuestro programa de fidelización.

Trata de ofrecer a tu cliente cosas a las que no esté acostumbrado y que le sean realmente de valor.

¿Complicado? Si, ¡lo se! Más aun en los tiempos que corren en los que existe una competencia brutal y feroz, pero se trata de buscar los mejores métodos y mecanismos y de ponerte siempre en el lugar de tu cliente.

Fidelizar a tus clientes es una manera de asegurar ventas, así que échale todo el ingenio posible para premiarles por su confianza y conseguir que día a día estén cada vez más satisfechos.

Termino este post esperando que te haya sido de utilidad…Eso si, no sin antes dejarte algunas de esas citas que tanto me gustan.

¡Nos vemos en el siguiente!

Irene

“La regla de oro de todo hombre de negocios es esta: Ponte en el lugar de tu cliente”
(Orison Swett Marden)
“El último 10% que lleva lanzar algo requiere la misma energía que el primer 90%”
(Rob Kalin)
“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que haces, tendrás éxito”
(Albert Schweitzer)
“Los negocios son más excitantes que cualquier juego”
(Lord Beaverbrook)

 

Comparte este artículo con tus contactos de las redes sociales
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Leave A Response

* Denotes Required Field