¿Miedo al fracaso? 5 Consejos para reforzar tu seguridad en tu Negocio

Post - 030915 - ¿Miedo al fracaso? 5 Consejos para reforzar tu seguridad en tu Negocio (Imagen)
Comparte este artículo con tus contactos de las redes sociales
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

¿Miedo al fracaso? 5 Consejos para reforzar tu seguridad en tu Negocio

 

Hoy voy a hablarte de algo que seguramente has pensado o sentido alguna vez. Para ello, empezaré con una pregunta: ¿cuál es tu mayor miedo?

Me atrevo a decir que tu mayor miedo actual o pasado ha sido o es el miedo a fracasar.

El miedo es algo que todos y cada uno de nosotros hemos sentido alguna vez y probablemente siempre nos acompañe en diferentes situaciones tanto personales como profesionales. Es algo innato e incluso genético.

El miedo al fracaso es el que más nos ataca a todos los que emprendemos y pretendemos luchar por algún sueño y, a veces, es tan potente que consigue paralizarnos frente a diferentes decisiones o situaciones.

Por tanto, si el miedo al fracaso siempre puede aparecer o puede estar ahí, la cuestión es cómo afrontar o canalizar esas emociones y miedos.

Te dejo aquí varios consejos que espero te ayuden a afrontar el miedo al fracaso y refuercen tu seguridad en tu negocio:

 

  1. Dale el sentido correcto:

Es importante entender que si las cosas no salen a la primera eso no significa que hayamos fracasado. Pienso que para avanzar, a veces es necesario fracasar, entendiendo el fracaso con el mejor de los aprendizajes.

Equivocarse no significa fracasar. Equivocarse no significa que seas un perdedor. Es más, cualquier persona que arriesga, avanza y aprende. Y si aprendes, evolucionas.

Quien arriesga, gana, en varios sentidos. Es sólo cuestión de actitud y de abandonar el concepto de fracaso como algo negativo pues, desde mi punto de vista, creo que ese concepto está muy lejos de la realidad.

Sólo acepta que cabe la posibilidad de equivocarte y de que, en tal caso, habrás aprendido una forma errónea de no hacer las cosas.

 

  1. Dale respuestas a tus preguntas:

¿Te has preguntado realmente a qué tienes miedo?, ¿Se trata de miedo a perderlo todo?, ¿Quizá sea miedo al éxito? o ¿Quizá sea miedo a que los planes no funcionen?.

Cada vez que sientes ese miedo al fracaso lo que ocurre es que nuestra mente proyecta algo que ni siquiera es real y que no tiene por qué ser real nunca. Por eso, es necesario que nos hagamos todas esas preguntas necesarias para saber qué es realmente lo que nos genera esas emociones y miedo al fracaso.

Si somos capaces de identificar esas preguntas, podremos darles respuesta y, entonces, nos daremos cuenta de que nuestro umbral de tolerancia al fracaso es mucho mejor del que imaginábamos.

Responder a todas esas preguntas nos hará saber cuál es nuestro miedo real. En ese momento, podremos actuar a sabiendas de que tenemos un motivo para hacerlo, de que nos merecerá la pena o de que hemos pensado en un plan B por si el plan A falla.

En resumidas cuentas, nos daremos cuenta de que no es para tanto.

 

  1. Investiga y analiza.

Si no consigues dar respuesta a tus preguntas, mira a tu alrededor e investiga. Seguro que puedes encontrar ejemplos de personas que ya lo hicieron o experiencias que te ayudarán a anular dudas y encontrar respuestas que te aporten seguridad.

Se trata de ganar confianza en lo que hacemos y para ello es necesario que analicemos detenidamente nuestro plan haciendo una panorámica completa de la situación.

Investigar y analizar, hará que tengamos metas y focos claros, así como darle solidez a nuestro plan y generar alternativas o un plan B.

 

  1. Actúa. No te paralices.

Actúa y no te frenes. La única parada debe ser la del pensamiento negativo.

El miedo trata de impedir que pensemos con claridad, que demos el paso y que luchemos por lo que queremos y, en este caso, siempre debemos pensar que el mayor fracaso es no haberlo intentado.

Nuestra mente debe paralizar el miedo al fracaso y no al revés. Por tanto, es necesario que nos mantengamos activos y no nos quedemos petrificados.

Esto también ocurre cuando nos rodeamos de personas negativas o personas que nos aportan poca positividad con sus opiniones. No te vengas abajo por ello porque, si respondiste a tus preguntas, tienes tus objetivos claros, estás seguro de que merecerá la pena y estás motivado, no debes permitir que las opiniones negativas o tus propios pensamientos negativos supongan un stop en el camino.

El miedo se vence actuando y, si nos caemos, sólo tenemos que recordar que es momento de levantarnos y actuar.

 

  1. Ten presente tu objetivo y mantente motivado.

Una vez hayas respondido todas tus preguntas, les hayas dado respuesta, hayas aceptado la posibilidad de equivocarte, tengas un plan sólido y también un plan B, ahora sólo queda que tengas siempre presente tu objetivo y mantengas la actitud y motivación adecuadas para seguir adelante.

Fracasar o conocer qué es aquello que no funciona es el paso previo al éxito.

No existe blanco sin negro ni negro sin blanco y a veces es necesario perder para ganar después.

Como ejemplo, voy a despedirme recordando algunas citas que resumen lo que he tratado de explicarte en este post y que a mi siempre me resultan muy inspiradoras.

¡Nos vemos en la próxima!

Irene

“No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de no hacer una bombilla”

(Thomas A. Edison)

“Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito”

(Thomas A. Edison)

“Muchos fracasos de la vida han sido de personas que no supieron darse cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron”

(Thomas A. Edison)

“Una experiencia nunca es un fracaso pues siempre viene a demostrar algo” (Thomas A. Edison)

“No es valiente quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo”

(Nelson Mandela)

“Yo puedo aceptar un fallo porque cualquier puede fallar, pero no puedo aceptar el no intentarlo”

(Michael Jordan)

“He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He fallado una y otra vez en mi vida. Y por eso es que tengo éxito”

(Michael Jordan)

Comparte este artículo con tus contactos de las redes sociales
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

1 Comment

Leave A Response

* Denotes Required Field